+34 93 231 99 57 / +34 91 355 19 70 info@fundacionexit.org

Día a día

Aprender en grupo y sin fotocopias

Si has tenido ocasión de pasar por Fundación Exit uno de estos días te habrás encontrado con grupos de jóvenes en la entrada. El mes de octubre supone el inicio de los grupos de actividad de los diferentes proyectos y de nuevo se forman parejas de mentores, mentoras y jóvenes; grupos de training y de formación a medida.

Autora: María Bobes

Hace unos días, como de costumbre para acabar una sesión de formación, propuse compartir en grupo la experiencia personal sobre lo vivido y lo aprendido. Entre las aportaciones me llamaron la atención dos:

Las fotocopias.

“Venía pensando que sería como en clase, que nos daríais fotocopias y así”.

A veces los jóvenes te preguntan cómo será la formación, si habrá teoría, si han de traer libreta y bolígrafo para tomar apuntes. El primer día ves las caras de cuando llegan y descubren que no hay pupitres al uso y que la sala está dispuesta con sillas formando un círculo para facilitar el trabajo en grupo.

El grupo.

Me he dado cuenta de lo poderoso que es el grupo para hacerme caer en aquellas cosas que yo no veo de mi misma”.

A lo largo de una semana los y las jóvenes aprenden con más facilidad desde dentro del grupo. Allí es donde se reconocen y retroalimentan y desarrollan otros  procesos y aprendizajes diferentes a los que adquieren en el trabajo individual.

Nos planteamos los objetivos del grupo de formación, según Bradford (1975)

  • Aprender cómo aprender: examinar el propio comportamiento teniendo mayor conciencia de su propio impacto sobre los demás
  • Aprender a dar ayuda: dentro del grupo retroalimentamos nuestro comportamiento y ayudamos a los demás a que lo hagan.
  • Mejorar la participación eficaz: se crean las condiciones para mejorar el conocimiento de uno mismo y de los demás así como los procedimientos para ayudar a los demás a aprender.

La participación de los jóvenes en el grupo de formación asegura además generalizar a otros grupos los conocimientos adquiridos, de forma que cuando se incorporen a los equipos  en las diferentes empresas en las que llevarán a cabo el periodo de prácticas habrán mejorado significativamente la competencia que les permitirá trabajar en equipo y seguir aprendiendo con y del grupo.

En el grupo se genera un clima de confianza, se intercambian feedbacks y se prueban nuevas formas de relación y de solución de problemas desarrollando aprendizajes individuales, interpersonales y de grupo.

Y sin pupitres ni apuntes y desde luego sin fotocopias 😉

1 Response

  1. ANA

    Parece tan obvio que es buenísimo que nos lo refresquen: la riqueza del intercambio en grupo, el aprendizaje mutuo, el todos aportan 🙂 gracias por recordárnoslo

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies