+34 93 231 99 57 / +34 91 355 19 70 info@fundacionexit.org

Día a día

El whatsapp o wasap, guasap, wasa, wap…

Si trabajas con jóvenes te resultarán familiares las diferentes maneras de referirse a la red social más utilizada por este colectivo.

Autora: María Bobes, Técnica del Proyecto Yob en Barcelona

Los jóvenes usan el móvil para escuchar música, hacer fotos y despertarse. La gran mayoría no utiliza el correo electrónico. No lleva reloj. Poco que decir sobre el escaso uso del lápiz y papel pero mucho sobre la participación en redes sociales, especialmente el WhatsApp.

El pasado lunes 1 de febrero WhatsApp anunció en su blog que mil millones de personas usan este servicio, lo que equivale a casi una de cada siete personas en el mundo. Las estadísticas reflejan que en España los jóvenes de 16 a 24 años son los que más utilizan Internet (un 99,2% para los hombres y un 97,5% para las mujeres).

¿Cómo incorporar esta red social en el trabajo con jóvenes?

Comparto siete sugerencias sobre el uso del WhatsApp basadas en la experiencia de los últimos dos años de trabajo con grupos de jóvenes en búsqueda de empleo y/o formación.

1.Crea el grupo. Puede parecer una obviedad, pero resistirse a hacerlo no es la mejor idea. Si no consideras SUS herramientas de comunicación como LAS herramientas de comunicación, no podrás evitar que ellos y ellas lo hagan y perderás una gran oportunidad.

2. Piensa en wifi. Los jóvenes se conectan con frecuencia a las redes wifi abiertas y gratuitas, lo que condiciona los horarios de uso. Valora el efecto “doble check”, o sea, las consecuencias de la respuesta inmediata. La tarea de acompañar a jóvenes en su proceso de desarrollo personal y laboral implica manejar los tiempos, de ahí el enorme potencial de las herramientas de comunicación instantánea.

3. Educa en el uso de la herramienta. Dedica un tiempo de la primera sesión de trabajo en grupo a pautar y pactar las condiciones de uso y consensuar el tipo de informaciones y contenidos a compartir. Encontrar juntos el nombre y el avatar que represente al grupo puede ser un buen primer paso.

4. Dinamiza. No sólo para reconducir el grupo cuando se “desmadra”, hazlo también para desear buen fin de semana, recordar tareas, animar un lunes, reforzar logros… Anticípate y gestiona las alegrías y duelos grupales, los abandonos, rumores y excesos.

5. Considera las listas de difusión. No son mayoría, pero no todos los jóvenes tienen o usan WhatsApp. Si en el grupo no están todos y todas es fundamental incorporar otras alternativas: sms, correos electrónicos o llamadas telefónicas. Asegúrate que la información llegue a quienes no utilicen o no dispongan de la herramienta.

6. Usa ambas manos. Si estás por encima del rango 16-25 años es probable que te manejes mejor con el teclado físico que con la pantalla táctil. La versión WhatsApp Web se convertirá en aliada imprescindible cuando trabajes desde el portátil o el PC.

7- Actualiza los números de contacto. Los jóvenes cambian con frecuencia de número de móvil. A veces incorporan a su CV los de su pareja, familiar, referente, etc. Ten en cuenta esta posibilidad y aclara que en la búsqueda de empleo la concreción y actualización del número de contacto es fundamental.

¿Y tú…? ¿Cómo gestionas los grupos de WhatsApp? ¿Alguna sugerencia?

 

1 Response

  1. ANA

    Cuánto me queda por aprender! tomo nota de los consejos mientras reflexiono acerca de qué hacer con los callados en el grupo que jamas se manifiestan y hay que perseguirles en “mensaje privado” o no sacas nada de ellos…

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies