+34 93 231 99 57 / +34 91 355 19 70 info@fundacionexit.org

Día a día

“En el Proyecto #coachExit me propuse como meta sacarme el Grado Medio…”

Participar en el Proyecto #coachExit significó muchísimo para mí, ya que me encontraba en un momento de mi vida muy difícil, y no tenía ganas de seguir estudiando, y mucho menos trabajar.

Autora: Aroa Reniu

Este proyecto me ayudó a darme cuenta que los problemas tienen solución que muchas veces nos ahogamos en un vaso de agua cuando en realidad es una insignificante gota.

Cuando yo empecé en el Proyecto #coachExit no tenía ilusión por nada, no tenía nisiquiera claro lo que quería estudiar. El primer día que conocí a mi Coach sólo pensaba que era una persona adulta más que me iba a decir lo que había que hacer o los pasos que yo tenía que seguir, el problema es que yo eso lo sabía de sobra, lo que me faltaba era motivación.

El primer encuentro fue con mi Coach y mi tutora, la verdad que yo apenas hablaba, ella me iba haciendo algunas preguntas pero mis respuestas eran cortas, hubo un momento en el encuentro que ella me dijo que le preguntara qué quería saber yo de ella, que de eso se trataba; de podernos conocer las dos un poco más. No era un interrogatorio solo para mí, sinceramente yo no sabía qué preguntarle, no estaba realmente interesada en ese momento en saber nada.

 

Mi cabeza solo podía pensar en los problemas que tenía a mi alrededor y no estaba para pensar en otras “tonterías”. Cuando acabamos el encuentro mi Coach y yo salimos juntas de ahí, y en ese momento yo ya me sentí libre, pude ser como yo era realmente, ya no estaba presionada por nada y entonces fue cuando las dos juntas de camino hacia el metro empezamos hablar. En ese momento fue cuando me di cuenta que no era una adulta más que solo quería decirme lo que tenía que hacer, si no que era una persona que sin conocerme de nada se interesaba por mí, fue entonces cuando empecé a valorar todo.

La primera visita a la empresa me gustó muchísimo porque yo en ese momento ya había hablado más con ella, tanto en persona como por Whatsapp, no me sentía cohibida, sentía que en cada momento podía decirle como me sentía y eso me tranquilizaba y me hacía olvidar todo lo malo que tenía fuera. A medida que fueron pasando las sesiones quería que el Proyecto no se acabara porque conocí como era una empresa por dentro, conocí un departamento que resultó que me encantaba, que gracias a la persona que trabaja en ese departamento pude conocer el colegio donde finalmente acabaría estudiando.

En el Proyecto #coachExit me propuse  unas metas, y mis metas fueron sacarme el acceso a un Grado Medio para poder por fin poder estudiar lo que realmente quería, y afrontar los problemas desde otra perspectiva. 

Cuando acabó el Proyecto #coachExit, Banco Sabadell (que fue la empresa donde yo fui) y mi Coach me organizaron una visita a una empresa de artes gráficas que era finalmente lo que yo quería estudiar, nunca tendré palabras para agradecerles todo lo que llegaron a hacer por mí, ya que esa visita y toda la atención que mi Coach me prestó me hicieron volver a tener ganas de tirar todo hacia delante.

Creo que este Proyecto puede ayudar a muchos jóvenes, ya que te ayudan a reencontrar tu camino. 

Hoy en día doy gracias al Proyecto #coachExit y a mi Coach por ayudarme a estar donde estoy hoy.

3 Responses

  1. Ana

    Aroa, sólo has conseguido lo que tú te has currado, aprovechando las nuevas oportunidades que te han ido surgiendo. Enhorabuena!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR