+34 93 231 99 57 / +34 91 355 19 70 info@fundacionexit.org

Día a día

“Una experiencia nunca es un fracaso, pues siempre viene a demostrar algo” – Thomas Alva Edison

Esta cita, es la mejor manera con la que puedo definir mi experiencia con la Fundación Exit a través del Proyecto Coach.

Tenía 17 años cuando conocí Exit por primera vez, el instituto donde estudiaba ofrecieron a los alumnos de mi curso la oportunidad de participar en el Proyecto Coach. Tuvimos que preparar una carta de motivación, presentarla ante la fundación y realizar una entrevista personal con ellos. El destino quiso que fuera una de las seleccionadas para entrar en el proyecto y darme la oportunidad de participar en esta nueva aventura, desconocida para mí.

Nos informaron que tendríamos una serie de sesiones en las que nos reuniríamos con un alto cargo ejecutivo, nuestro coach, que nos iba a enseñar la empresa a la que pertenecía por dentro.

LA PRIMERA SESIÓN

En esa primera sesión me volvía loca! Vinieron todos los ejecutivos de las empresas al Instituto para conocernos y asignarnos a nuestro coach. De entrada, no me gusto el que me habían asignado pero al minuto cero mi opinión había cambiado por completo. Llevaba traje y corbata, era alto, elegante y hablaba mi idioma, el lenguaje de un joven , y me enganchó!

Miré a mí alrededor, a mis compañeros que se encontraban en la misma situación que yo y pude observar que les sucedía exactamente lo mismo.

LA SEGUNDA SESIÓN

Tenía muchas ganas de empezar aunque, también, estaba asustada ante lo desconocido.

Me desperté a las cinco de la mañana motivada e inquieta ante esta nueva experiencia, tenía ganas de llegar y no me importaba que la empresa estuviera a dos horas y media de mi casa.

A las nueve de la mañana estaba plantada delante de un edificio de 10 plantas con gente elegante corriendo de un lado a otro. Empezamos con el tour completo de la empresa, Carrefour, lo pude ver prácticamente todo, conocer a todo el equipo así como la historia de la empresa, habían, incluso, preparado una presentación especial para que yo lo pudiera entender mejor. Seguía con mucho miedo pero mi coach supo tranquilizarme y hacer que me sintiera como en casa.

LA TERCERA SESIÓN 

Mi coach me llevó a ver el almacén de Carrefour y aprendí cómo funcionaba la logística de esta gran cadena de supermercados.

Después, volvimos a las oficinas y nos reunimos con los jefes de todos los departamentos. Allí tuve que elegir con quienes debería tener las próximas sesiones para poder conocer mejor los otros departamentos de la empresa.

LA CUARTA SESIÓN 

Esta sesión fue muy especial!. Tuve que hacer un simulacro de entrevista con el departamento de Recursos Humanos, la entrevista fue muy bien, me sentí muy cómoda y contenta. Además me pude reunir con los departamentos que habíamos seleccionado, la sesión anterior, para conocer mejor como funciona una empresa.

LA QUINTA SESIÓN 

La quinta y última sesión del Proyecto Coach, yo no quería que se acabase, estaba triste, habían sido los días más magníficos de mi vida y era duro imaginar que no volvería allí. Trazamos un plan de acción con mi coach y fue una sesión muy agradable en la que estuvimos solos los dos. Nos confesamos miedos, secretos, manías… y pensamos en cómo podríamos encontrar soluciones.

Durante todas esas sesiones pude conocer cómo funciona una empresa por dentro, dónde, cómo y quién elabora la ropa de la marca Carrefour, visitar el supermercado y ver cómo funciona desde el punto de vista de quienes lo gestionan.

Jamás pensé que un proyecto como este podría cambiarme la vida de tal manera.  Aprendí a salir de mi zona de confort, a superar dificultades y a mirar el futuro con otra perspectiva.

Termine el proyecto Coach, animada y convencida de que puedo llegar a la meta que me he propuesto.

 

La situación actual con la que nos encontramos los jóvenes de entre 15 y 20 años es de un elevado abandono escolar y sin motivación para seguir adelante. El Proyecto Coach puede cambiar la visión de estos jóvenes y los años de experiencia lo demuestran. Considero que es una oportunidad única y  muy necesaria para los  jóvenes que de verdad lo necesitamos.

Quiero dar las gracias a Fundación Exit por haberme dado esta maravillosa oportunidad y por seguir confiando en mi tal y como lo demuestran.

1 Response

  1. ANA

    ¡Qué gusto leerte Tania! no se quién tuvo más suerte si tú o si la Fundación al cruzarse en tu camino. Las ganas que le has echado a la vida desde entonces recargan nuestras pilas. Contagias energía positiva y das sentido a nuestro día a día. Gracias

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies